jueves, 1 de noviembre de 2012

Un paseo por Halloween: 10 lugares donde pasar miedo

Aprovechando la fiesta de Halloween o el día de todos los Santos he preparado un recopilatorio de 10 sitios donde pasar miedo:

1. Salem (Massachusetts - Estados Unidos).

Conocida como "la ciudad de las brujas". En 1692, 19 mujeres, todas condenadas por brujería, fueron llevadas a Gallows Hill en Salem para ser ahorcadas por la Inquisición tras los famosos juicios de Salem. No solo ellas fueron las víctimas, ya que al menos otras 5 personas murieron en la cárcel. Fue una barbarie judicial y popular en la que los propios vecinos se acusaban unos a otros.

Este marco histórico provoca aluviones de turistas especialmente en Octubre, cuando se celebran más de 140 eventos terroríficos: mansiones embrujadas, desfiles, recreación de los juicios, etc.

Algunos de los puntos más interesantes son: el Cementerio, el Museo de Cera, la Witch House (que perteneció a uno de los jueces que condenaron a muerte a las brujas) y, por supuesto, el Salem Witch Museum.

Más información en su web: http://www.salemweb.com/hh/

 

2. Transilvania (Rumanía)

De la ciudad de las brujas a Transilvania, cuna de Vlad Draculea conocido como Vlad el Empalador. Vlad fue príncipe de Valaquia (sur de Rumanía) entre 1456 y 1462 y era famoso por su manera de castigar a los enemigos y traidores.
A partir de su historia, Bram Stoker creó el personaje del Conde Drácula, un vampiro de Transilvania que se convirtió en uno de los personajes más famosos de las películas de terror.

La ciudad de Bran, cuna del personaje de Bram Stoker, es una excursión perfecta para celebrar Halloween en Europa. Podremos visitar su castillo, donde recorreremos los pasillos por donde se supone merodeaba el vampiro tras beberse la sangre de sus víctimas. Además, se puede realizar un circuito que nos llevará a otras zonas como el Castillo de Poenari y el de Hunya, relacionados con Vlad el Empalador.




3. Las catacumbas de París.

Las catacumbas de París consisten en una red de túneles subterráneos que, tras albergar durante la época romana minas de piedra caliza, fueron convertidas en un cementerio a finales del siglo XVIII.
Durante 15 meses, millones de huesos fueron transportados desde los cementerios de la ciudad a las paredes de estos túneles. Este transporte se llevaba a cabo durante las noches, cruzando la ciudad en carruajes y acumulando los restos de aproximadamente 6 millones de parisienses.

La leyenda cuenta que multitud de espíritus, molestos por el irrespetuoso traslado que sufrieron sus restos, habitan las catacumbas e incluso se atreven de dar algún que otro inocente susto al visitante ocasional.

Pese a que no se celebra en ellas ningún acto por Halloween, sin duda el 31 de Octubre es una fecha idónea para visitarlas.

Página oficial: http://www.catacombes-de-paris.fr/
 



4. El monte de las Ánimas en Soria (España).

El Monte de las Ánimas es uno de los relatos que forman parte de la colección de Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer. Narra lo ocurrido a un joven llamado Alonso al intentar complacer a su prima durante la noche de difuntos en el Monte de las Ánimas de Soria. Os recomiendo la lectura del que para muchos es el mejor cuento de terror de la literatura castellana.

La Asociación Cultural Amigos de las Ánimas y el Ayuntamiento de Soria organizan cada año distintas actividades la noche del 31 de Octubre, coincidiendo con la noche de todos los Santos; desde proyecciones, pasando por desfiles y por supuesto la lectura de la obra.

Más información: http://www.soria.es/


5. Darmstadt (Alemania: Burg Frankenstein.

El Castillo de Frankenstein es un castillo en una cima situada a 5 km al sur de Darmstadt, en Alemania. El castillo ganó fama gracias a Johan Konrad Dippel, alquimista y anatomista considerado un hechicero vinculado al infierno. Su experimento, que consistió en crear una nueva persona a partir de partes del cuerpo de cadáveres y la sangre de vírgenes, inspiró a Mary Shelley para escribir su famosa novela.

Con motivo de la fiesta de Halloween se celebran durante dos semanas distintos eventos en el castillo y es visitado por más de 15.000 personas.

Cerca de este siniestro castillo no nos podemos perder la montaña magnética llamada Ilbes Berg, uno de los lugares de culto de brujas más famoso. Las piedras magnéticas que se encuentran aquí (magnetismo supuestamente originado por brujas), son hoy en día un monumento geológico natural. Este lugar de culto en el pasado nos deja leyendas interesantes. 


 

6. Londres: Jack el Destripador, Sweeney Todd y Torre de Londres.

Desde las casas embrujadas hasta la Noche de las Hogueras, hay algo que vincula a Londres con la noche. Pensad en Jack el Destripador, la peste Negra, el Rocky Horror Show, el sanguinario Sweeney Todd y todo tipo de actividades sospechosas que tienen lugar en los callejones oscuros de esta ciudad; sin duda un lugar muy apropiado para pasar la noche del 31 de Octubre con muchas y variadas actividades. De hecho son tantos, que precisarían una entrada exclusiva, así que simplemente mencionaré algunas de ellas. 
Historias de brujas en el London Eye, visitar la London Dugeon (la Mazmorra de Londres), o acudir al distrito de Whitechapel (East End) donde se realizan rutas a pie por los escenarios de los crímenes cometidos por el infame Jack el Destripador. El paseo empieza de noche por un laberinto de callejuelas que unen los puntos claves de los sangrientos asesinatos, e incluye visitas a locales que guardan periódicos originales de la época. 

En el centro de Londres, la casa en el número 50 de Berkeley Square tiene el dudoso honor de ser "la mayor casa embrujada de Londres”. Son muchas las muertes sin explicación que tuvieron lugar en este edificio en el siglo XIX.  Como consecuencia de ello, la casa quedó deshabitada durante años, pero la gente que pasaba por delante hablaba de extrañas luces que se encendían y apagaban a todas horas, ruidos estremecedores y visiones fantasmales. Dichas leyendas inspiraron la película de 1947 The Ghosts of Berkeley Square. 

Por último, hemos de visitar la Torre de Londres; pese a que no hay ninguna actividad en Halloween es uno de los lugares que no podemos olvidarnos de visitar. Con casi mil años de historia, este complejo ha servido como Palacio Real, armería, fortaleza, prisión, Real Casa de la Moneda y custodia de las Joyas de la Corona. Asegura la leyenda que muchos de los ejecutados en el edificio aún habitan entre sus paredes.
Sin duda el fantasma más famoso es el de Ana Bolena, segunda esposa de Enrique VIII, decapitada en 1536. Desde entonces, el espectro de Ana Bolena recorre incansablemente los recintos de la torre con la cabeza bajo el brazo. Otras almas en pena que supuestamente vagan por los pasillos son el canciller Thomas Becket, antiguo gobernador de la torre y Lady Jane Grey, acusada de alta traición.

Más información:




7. Nueva Orleans (Estados Unidos).

Si Nueva Orleans es mundialmente famosa por sus fiestas y por su música, en la Noche de las Brujas no podía ser menos. Participando en la “Ruta de los Espíritus”, descubriremos las numerosas criptas de sus cementerios y pasearemos por el Vieux Carre, o French Quarter, uno de los barrios embrujados de la ciudad, para hacer una parada en un auténtico templo donde, aun hoy, se realizan rituales de vudú. Como no podía faltar, podremos disfrutar de una versión aterradora del desfile de Mardi Gras, donde las calles se llenarán de extrañas criaturas y divertidos personajes.

De todos sus rincones el más inquietante es la mansión del 1140 de Royal Street, hogar de la siniestra Madame LaLaurie. Delphine y su marido Louis llegaron esta casa en 1832, con un amplio contingente de esclavos. Los rumores de gritos y desapariciones rodearon el lugar hasta que, en 1834, un incendio dejó al descubierto la terrible verdad. El ático de la mansión era una sala de torturas donde LaLaurie tenía enjaulados a varios esclavos, a los que había sometido a terribles operaciones y experimentos. LaLaurie escapó de la ciudad antes de ser apresada por la justicia.
Como era de esperar, las personas que visitan hoy día la mansión hablan de actividad paranormal, como apariciones de un hombre negro encadenado y una esclava torturada por Madame LaLaurie. También se han escuchado gritos terribles, acompañados de un olor pútrido.



8. Bosque de Aokigahara (Japón).

Es un bosque de 35 km2 ubicado al noroeste de la base del Monte Fuji. 

El mar de árboles, como se le conoce en Japón está sacado de unas de las leyendas más tenebrosas que nos podemos imaginar. Este bosque increiblemente tupido es tan denso que apenas se filtra la luz del sol a través de las copas de los árboles. En realidad es un lugar bello si no  te molesta toparte con alguna persona muerta colgada de un árbol. 
Por alguna razón, muchas de las personas que entran a este bosque se suicidan. Cada pocos metros, aquel que decide adentrarse en Aokigahara se encuentra con carteles que le recuerdan cosas como que la vida es un precioso regalo que les han dado sus padres y que deben pensar en sus hermanos, hijos y demás familiares antes de tomar una trágica decisión.

El bosque tiene una asociación histórica con demonios de la mitología japonesa, habiendo poemas de 1000 años indicando que el bosque está maldito. De hecho, en la antigüedad, fue un lugar en el que, en tiempos de carestía, algunas familias dejaban abandonados a sus ancianos y a los más pequeños de la casa, al no poder mantenerlos.







9. RMS Queen Mary (Long Beach, California, Estados Unidos).

En 1936 zarpaba desde Glasgow (Inglaterra) este crucero de lujo, que acogió a personalidades como Winston Churchill o la realeza británica. El navío recorrió el Atlántico hasta 1968, año en el que quedó fuera de servicio y anclado en Long Beach, California, donde sirve como museo flotante.

El Queen Mary es un barco conocido como “El Fantasma Gris”. También es un nido de fenómenos extraños, con más de 150 fantasmas identificados en su interior. Entre ellos están el espíritu de un hombre que murió aplastado en la sala de máquinas, una mujer que vaga en traje de baño y varios bailarines espectrales en la que fue zona de primera clase. Además, una de las habitaciones, la B340, se tuvo que cerrar al público por las constantes y misteriosas apariciones que tenían lugar. Y no pisen la cocina: allí fue horneado hasta su muerte un camarero durante la Segunda Guerra Mundial.

La noche de Halloween se celebra a bordo el "Drak Harbor" con shows siniestros, música diabólica, menús de miedo y personajes como Freddy Kruger por la cubierta del barco.







Altares decorados con flores anaranjadas o guinda y elegantes calaveras con sombrero forman parte de la colorida celebración del Día de Muertos en México, que combina tradiciones indígenas y cristianas. La conmemoración dura dos días, en los que se recibe a las almas de los muertos: el 1 de noviembre dedicado a los niños difuntos y el 2 de noviembre en honor a los adultos. En los panteones y en las casas se prepara para los difuntos las cosas que más les gustaban en vida, manteniendo una tradición que con los años compite cada vez más con la fiesta de Halloween de disfraces y dulces. Algunos son honrados con música, comida y tequila junto a la tumba, mientras que en los hogares se hacen altares con fotografías, papel de colores, fruta, pan de muerto -decorado con huesos- y calaveritas de chocolate o azúcar.
Si tuviéramos que escoger un lugar para pasar el Día de Muertos en México lo tendríamos complicado. Es una tradición que se extiende a lo largo y ancho del país, y son famosas estas fechas en lugares como Janitzio (Michoacán), Puebla, Catemaco, Tecómitl.
10. México.

Altares decorados con flores anaranjadas o guinda y elegantes calaveras con sombrero forman parte de la colorida celebración del Día de Muertos en México, que combina tradiciones indígenas y cristianas. La conmemoración dura dos días, en los que se recibe a las almas de los muertos: el 1 de noviembre dedicado a los niños difuntos y el 2 de noviembre en honor a los adultos. En los panteones y en las casas se prepara para los difuntos las cosas que más les gustaban en vida, manteniendo una tradición que con los años compite cada vez más con la fiesta de Halloween de disfraces y dulces. Algunos son honrados con música, comida y tequila junto a la tumba, mientras que en los hogares se hacen altares con fotografías, papel de colores, fruta, pan de muerto -decorado con huesos- y calaveritas de chocolate o azúcar.

Si tuviéramos que escoger un lugar para pasar el Día de Muertos en México lo tendríamos complicado. Es una tradición que se extiende a lo largo y ancho del país, y son famosas estas fechas en lugares como Janitzio (Michoacán), Puebla, Catemaco, Tecómitl.

Pero vamos a centrarnos en el poblado de San Andrés Mixquic, uno de los lugares más visitados el Día de muertos en Ciudad de México. La celebración del día de muertos en Mixquic incluye danza, teatro, música, exposiciones, exhibición de ofrendas, visitas guiadas y una variedad de elementos tradicionales, tanto gastronómicos como ornamentales.




Aquí tenéis unas cuántas sugerencias para disfrutar de una visita escalofriante en varios lugares del mundo, a vuestra elección.

0 comentarios:

Publicar un comentario